1.- ¡No quiero dormir!

Yo soy Lee y no quiero dormir.
Hay monstruos bajo la cama y voy a montar un drama, ¡que sí!
Con dientes así, están en la oscuridad;
son peludos de verdad, ya los vi.
¡Detrás de ti!
¿A ti te pasa? ¿A ti te pasa? No quiero dormir.

Yo soy Katty y no quiero dormir.
Quiero jugar con el LEGO es temprano y me niego a cumplir ¡un castigo tan vil!
Hoy toca rompecabezas, y el puzle de cien piezas o mil.
¡Un día sin fin!
¿A ti te pasa? ¿A ti te pasa? No quiero dormir.

¡Ya se acaba el día! Pero hice una siesta.
Me queda energía y me pierdo la fiesta.
Lo vuelvo a decir:
¡no quiero dormir!

Yo soy Naisha y no quiero dormir.
Llegáis tarde y es lo mismo; quiero protagonismo, ¿me oís?
¡Quiero estar aquí! La mejor hora del día, con vuestra compañía.
Por fin, ¡los dos para mí!
¿A ti te pasa? ¿A ti te pasa? No quiero dormir.

Yo soy Thiago y no quiero dormir. Cada día me despierto y el cole ya está abierto.
¡Jolín! ¡Es un sinvivir! Quiero quedarme en pijama, un ratito más de cama, y no oír:
«¡Hora de salir!».
¿A ti te pasa? ¿A ti te pasa? ¡No quiero dormir!

Se estropea el día, después de la cena;
con más empatía, no habrá tanta pena.
Lo vuelvo a decir:
¡no quiero dormir!

2- ¿Por qué no quiere dormir?

Llegamos a casa, me quiero sentar.
Debo de estar de guasa, aún hay que cenar.
Yo pongo pijamas, tú friegas los platos,
empiezan los dramas y los malos ratos.
Pero hay una luz, veo la salida.
Que pase esta cruz, porque esto no es vida.
Ahora tú y tú os vais a dormir,
y pu-pu-pu-puedo al fin sonreír.

¿Por qué no quiere dormir?
¡Ni conmigo, ni sin mí!
¿No empieza aún
ese conflicto tan común?

Quiero que descanséis, sabéis que os ayudo.
Salisteis a las seis, de inglés o de judo.
Las nueve ya es hora de ir apagando,
y todo empeora: no tienes el mando.
Pero hay una luz, veo la salida.
Que pase esta cruz, porque esto no es vida.
Ahora tú y tú os vais a la cama.
Lo digo en plan Hulk o en plan dalái lama.

¿Por qué no quiere dormir?
¿Ni con un mágico elixir?
¡Tengo un volcán
y unos nervios que explotarán!

Ocho horas de curro, «cansao» como un burro,
abro la puerta y los enanos gritan: «¡Me aburro!».
Tú vas a lavar dientes, tú vas a hacer pis.
Estáis insurgentes, pero ya me oís.
Paciente como Obi-Wan Kenobi, muy suavemente,
estoy presente hasta que estés inmóvil, como inconsciente.
Y voy muy lento, con los pies de hóbbit, cuando me ausente.
Es el momento de mirar el móvil, tranquilamente.
Yo quiero salvar la relación de pareja,
que, con tanto estrés, uno del otro se aleja.
Yo quiero escuchar el último CD de Adele
y quiero apuntarme a la liga de pádel.
Me echo en el sillón, quiero mirar Netflix.
Ponme algo de acción, aunque sea Matrix.
Quiero una poción como la de Astérix;
mi resurrección, ¡como el ave fénix!

¿Por qué no duerme al fin?
Ni con el cuento de Aladín.
No es ansiedad
lo que quiero en la oscuridad.

3- La canción del cuerpo

Ahora que te escuché
y entiendo tu emoción,
échate en el colchón
y estemos piel a piel.

Sin energía vas,
relajo muscular.
La fuente a conectar
es la cama donde estás.

Atención plena, una ballena.
Notas su peso, el mar espeso.
Eres arena.

Respira tu ser,
verás el poder.
Hay una cosa maravillosa
y te va a sostener.

Tu cuerpo quiere hablar.
Si escuchas su latir,
dice que en el dormir
os podéis reencontrar.

Descanso cerebral.
La mente que hace el clic,
un tac después del tic,
y el ritmo ya es normal.

De sueño y bienestar, encuentras el lugar.
Hay una nube que los sube y nos los va a entregar.

Respira tu ser,
verás el poder.
Hay una cosa maravillosa
y te va a sostener.

Y es universal
la paz del final.
Y ese silencio, ya me convenció:
dormir no está tan mal.

Créditos

Canciones escritas y compuestas por Rikki Arjuna
Música, arreglos y producción de Jan Garrido, Marc Soto i Adrià Heredia

¡NO QUIERO DORMIR!
Voces: Aram París, Laia Brufau, Lila Heredia, Damira Sàrries i Gemma Baños

¿POR QUÉ NO QUIERE DORMIR?
Voz: Elena Gadel
Gravación: Toni Pagès

LA CANCIÓN DEL CUERPO
Voz: Marta Gómez
Viola: Maria Blanco

Masteritzado en Ultramarinos Mastering

Un proyecto de Carambuco ediciones